domingo, 28 de diciembre de 2008

ATA EL POTRILLO



Para que la civilización no se hunda,
perdida su gran batalla,
haz callar al perro, ata el potrillo
a un poste distante...

...Sin más ruido que el que hacen los ratones
mueve su mano de un lado a otro.
Como una mosca de largas zancas sobre el río
su mente se mueve en el silencio.

William Butler Yeats

HUIDA AL ARROYO



Huída al arroyo

Sus líneas
estándar
perfilan
espalda
curtida.

Un ácido
aplomo
vivido.

Puñado
de arrugas
y llantos.

Los lomos
abraza
al frágil
caballo.

Su vida
su daga
su campo
sucumbe
al miedo
de verse
añejo.

Huída
al arroyo.

Los chopos
esperan
su muerte.

J.D.Palma

LAS INICIALES EN EL ÁRBOL



...anduve en los lugares
que de tu mano
caminando conocí
y me quede tan solo
con los recuerdos
de aquel tiempo tan feliz.

Aún estan escritas
las iniciales en el árbol de amor
aquellas que escribimos
enamorados una tarde tu y yo;
jugamos en la plaza
como dos niños
que querían solo amor...

Carlos Bazán Y Pedro Favin

AL IR CAYENDO LA TARDE



Anocheciendo Zambas

Cuando se duerman las flores
recostándose en sus tallos,
qué pena tendrá mi pena,
si tú no estás a mi lado.

Qué llanto tendrán las flores
al ir cayendo la tarde,
si no te ven en mis brazos
y te imaginan distantes.

No te vayas, te lo ruego
quiero tu pelo, tus manos,
el arroyo de mi sangre
te está buscando, buscando.

Los sueños que tú me diste
se están volviendo palomas
y este río de mi cuerpo,
se va enredando en las sombras.

Un ansia de flores nuevas
forman tu nombre y el mío;
por ser mujer sos la tierra,
y yo por hombre soy río.

A. Cufré - Waldo Belloso

DESDE UNA VENTANA



La vida es música que se aleja.
Contemplas desde una ventana el mundo
con la pasión de quien lo ha tenido.

El río salta como una sorpresa.
Una piedra que no es suya lo ve correr.

¿Oyes?
Hasta el aire parece alejarse.
Ya no se ven los rostros.

Eres una más, ausente...

Vilma Vargas
"Los días"

DE BIGOTE A COLA



...El hombre quiere ser
pescado y pájaro,
la serpiente quisiera tener
alas,
el perro es un león
desorientado,
el ingeniero quiere ser
poeta,
la mosca estudia para
golondrina,
el poeta trata de imitar la
mosca,
pero el gato
quiere ser sólo gato
y todo gato es gato
desde bigote a cola,
desde presentimiento a
rata viva,
desde la noche hasta sus
ojos de oro...

Pablo Neruda

CARDÓN



La mamancy

Arribita, sol arriba
Encontre mi corazon,
A la sombra de mi mama
Bajo un cielo de cardon.

Era el tiempo del asombro,
De seguirle el rastro al sol,
Arribita cielo, arriba
Donde hacian el color...

Cesar Isella
Armando tejada Gómez

EL BOSTEZO



En un bostezo de horror,
tuerce el estero holgazán
su boca de Leviatán
tornasolada de horror…
Dicta el Sumo Redactor
a la gran Sombra Profeta,
y obsediendo la glorieta,
como una insana clavija,
rechina su idea fija
la turbadora veleta.

Ríe el viento confidente
con el vaivén de su cola
tersa de gato de Angola,
perfumada y confidente…
El mar inauditamente
se encoge de sumisión
y el faro vidente, en son
de taumaturgas hombrías,
traduce al torvo Isaías
hipnotizando un león...

Julio Herrera Y Reissig

AL ABRIGO DEL VIENTO



AL ABRIGO DEL VIENTO

todo vuela viajero pez o espada
nada decae brote o flor te engañas
el cuerpo cae pero dueño empero
de otro saber

caer caer
no reo
de alguna nube levadiza tala
escritura y razón
oh red
ondean esculturas
salta al cielo
para caer
caer en otro amor y pende
ángel del hilo del olvido que
al abrigo del viento sólo hay muerte.

José Miguel Ullán

SED DE HORIZONTE



...Cuando me acerco, pampa, a tu recuerdo,
te me vas, despacio, para adentro...
al trote corto, campo, al trotecito.

Aunque me ignores, campo, soy tu amigo.

Entra y descansa, campo. Desensilla.
Deja de ser eterna lejanía.

Cuanto más te repito y te repito
quisiera repetirte al infinito.

Nunca permitas, campo, que se agote
nuestra sed de horizonte y de galope.

Templa mis nervios, campo ilimitado,
al recio diapasón del alambrado.
Aquí mi soledad. Esta mi mano.
Dondequiera que vayas te acompaño...

Oliverio Girondo

LOS TRES CABALLOS



Los tres caballos

Musgosamente mudo belfo
con tacto manso empuja fina sombra,
morro fofo arremanga húmedo labio,
ollares ciegos resoplan vida cálida,
enorme y descendida la cabeza busca
en ralo pasto parvo viento.
Y desde siempre por los dientes sigue
prendido a su condena,
caballo como eterno y como sueño...

...Vasta es la verde nada y poco
el mucho ramonear insomne de las bestias,
la tanta beatitud que nunca basta.

Nunca podrán, cómo podrán los tres,
los solamente tres
caballos para tal designio,
salvar la poca luz de la raíz sombría,
arrancar hondo trueno a tierra dura...

César Mermet

sábado, 6 de diciembre de 2008

NO TENGO PINCEL...



No tengo pincel…

No tengo pincel
que pinte las flores del ciruelo
con su perfume.

Satomura Shoha

TORMENTA



Tormenta

Danzan los árboles,
abrazados al viento, que lleva el ritmo,
agitan sus hojas, con ondulantes movimientos,
agitan sus ramas desesperadas
susurros, silbidos, crujir de ramas, caída de hojas,
éxtasis de la danza que ya baja a la ciudad.
Quietud de bestias, que tiemblan temerosas.
Quietud de alas, que descansan obligadas.
Quietud de mariposas, ahora dormidas.
Quietud de estrellas, opacadas por las nubes.
Quietud de seres humanos en la noche de tormenta.
Oscuridad avanza sobre la Tierra.
Temores ancestrales lanzan su espantoso grito.
El rayo le ilumina sus caminos...
Danzan los árboles abrazados al viento...

Néstor Martínez

SOMBRA DE UN ALMA



No descansas jamás… y alegre y puro,
murmurador y manso,
corriendo vas sobre tu cauce duro…
¡Yo también como tú corro y murmuro,
yo también como tú jamás descanso!
¡Yo camino al vaivén de mis dolores,
tú con ala de céfiro caminas,
tú feliz más que yo, por entre flores,
yo helado más que tú, por entre espinas!
Tú pasas como sombra por el suelo,
siempre en eterno viaje...

...¡Yo voy… ¿dónde? No sé… voy arrastrando
mi fe perdida y mi esperanza trunca,
sombra de un alma entre la luz temblando
y sin poder iluminarse nunca!
Tú cumples con pasar… Yo, si te imito,
no cumplo con vivir… por eso lloro,
y en el infierno de mi afán me agito
cuando ilumina con visiones de oro
las sombras de mi lecho, el infinito...

Salvador Diaz Miron

LAS OVEJAS VAN PASANDO



...Blandamente resbalando
las ovejas van pasando;
paz y hierba van paciendo;
los bocados que una deja
son bocados de otra oveja
que a la hermana va siguiendo.

Los corderos baladores
van en grupos triscadores
asaltando los repechos,
coronando los cerrillos
y brincando los helechos.

Y el que topa con la ubre
o la lo lejos la descubre,
bala y corre hacia la oveja,
se arrodilla tembloroso,
llena el cuajo, trisca airoso
y espojándose se aleja...

José María Gabriel y Galán

EXISTIR



El ser no nos ha sido dado. Somos un río sólo
y dócilmente en toda forma confluimos:
tanto la noche como el día, catedral o caverna,
todo lo atravesamos, pues nos arrastra la sed por existir.

Así llenamos forma tras forma sin descanso,
y ninguna llega a ser patria, ni dicha, ni necesidad,
siempre de viaje, huéspedes para siempre,
no nos llama el campo ni el arado, tampoco crece el pan para nosotros.

Desconocemos lo que Dios piensa de los hombres.
El juega con nosotros, somos arcilla entre sus manos,
enmudecida y maleable, ni ríe ni solloza,
es realmente dúctil, pero tampoco se calcinará.

¡Ser convertido en piedra alguna vez, durar!
Siempre viva por ello está nuestra nostalgia,
mas también queda siempre un temeroso escalofrío
y nunca se hace pausa para nuestro sendero.

Hermann Hesse
"Lamento"

YO LAS OIGO



Las Campanas

Yo las amo, yo las oigo,
cual oigo el rumor del viento,
el murmurar de la fuente
o el balido de cordero.

Como los pájaros, ellas,
tan pronto asoma en los cielos
el primer rayo del alba,
le saludan con sus ecos.

Y en sus notas, que van prolongándose
por los llanos y los cerros,
hay algo de candoroso,
de apacible y de halagüeño.

Si por siempre enmudecieran,
¡qué tristeza en el aire y el cielo!
¡Qué silencio en la iglesia!
¡Qué extrañeza entre los muertos!

Rosalia de Castro

COMO GATA...



...lamiéndonos la cara como gatos viejos y cansados
a los pies del sofá de leer el periódico.

Te quiero como gata agradecida,
gorda de estar mimada,
te quiero como gata flaca
perseguida y llorona,
te quiero como gata...

Gioconda Belli

RÍO



RIO

Tengo los ojos heridos,
de miradas, de gestos.
Silencioso y profundo río,
tú que me hablaste de tu playa
que me enseñaste tu canto,
que tomaste la humedad de mi llanto
¡Déjame que ancle en tu horizonte!
Por ti, cuelgo mis ojos en tu orilla,
y dejo que mi llanto transparente
se asfixie con su propia bruma.
Mi corazón esta quieto…

¡Te amo tanto río!

Sonia Araujo Pajares.- Trujillo, 1948.

ESTAMBRES Y PISTILOS



Bajo el velo del agua transparente
impregnada de rayos luminosos,
estambres y pistilos pudorosos
se citan, para amarse, en el ambiente.

Atravesando el líquido luciente
asómanse los tallos amorosos,
y a los himnos del viento rumorosos
los desposa la luz resplandeciente...

Salvador Rueda

SABER EN SILENCIO



...Hay que juntarse y recogerse
Hay que soltarlo todo de las manos
Y dejar allá lejos y a oscuras las tareas
Para que duerman solas
Con la vaga certeza conformista y leal
De que todo regresa con cada nuevo día
Sin ánimo bastante para que no nos baste
Siempre saber que volveremos
Aunque nunca por qué

Pero es que la fatiga misma
Que apaga las preguntas es también
Un modo que tenemos de saber en silencio
Que sólo quien no hubiera de regresar ya nunca
Preguntaría de verdad perdido
En la noche sin fuego ni esperanza.

Tomás Segovia

UN BIGÜÁ



...Un bigüá desaparece en la superficie.
Quiero salir.
pero la salamanca cruza el añil del cielo.
Prometo no iniciar aquel conjuro
no mezclar barro con sangre
huesos de animales con piel de conejo.
A ver si todavía pasa.
A ver si todavía se cumple
de una vez por todas
mi deseo más preciado.

Gabriela Bruch

sábado, 22 de noviembre de 2008

CUANDO LLEGUEN LOS OLVIDOS



...Adonde te iras milonga tras el rastro del destino
no me dejes sin el canto solito con los olvidos
no me abandones amiga quedaté yo te lo pido
porque he de saber quererte quiero tenerte aquí conmigo.
Adonde te iras milonga cuando lleguen los olvidos.

José Larralde

DEL SOL GLORIOSO...



Llueve. Del sol glorioso
los rayos fulgurantes
refléjanse en el agua,
cual sobre níveo tul.

Topacios encendidos
y diáfanos brillantes
desfilan temblorosos,
rayando el cielo azul.

El oro de la tarde,
bañado por la lluvia,
inunda todo el éter
espléndido y triunfal;
sacude sobre el campo
su cabellera rubia
para empaparlo en gotas
de fúlgido cristal...

Manuel Jose Othon
"A Través de la Lluvia"

ÁGIL POR LA FLOR NUEVA



...Es rubia: el cabello suelto
Da más luz al ojo moro:
Voy, desde entonces, envuelto
En un torbellino de oro.

La abeja estival que zumba
Más ágil por la flor nueva,
No dice, como antes, "tumba":
"Eva" dice: todo es "Eva".

Bajo, en lo oscuro, al temido
Raudal de la catarata:
¡Y brilla el iris, tendido
Sobre las hojas de plata!...

José Marti
"Versos sencillos"

DOMINGO EN EL PARQUE



“…También tienes
tú el derecho
a nadar en
el estero,
como el cisne
cuello negro
y las garzas
blanco eterno;
y a gozar de
los conciertos
de zorzales
en flirteo;
y también de
los gorjeos
concertinos
del jilguero…”

J.M.Torres
Romancillo al Pato Yeco

ALLÁ EN TICARA



Anochecí, allá en Tilcara,
con los amigos que entre la indiada tengo.

Y fuí feliz. Grata experiencia,
al compartir su solitaria resistencia.

Pueda este canto que cantando estoy,
sumarle alivio a sus pesares.

O contentar a quien guste de saber,
que jamás te olvidaré.

Me despedí, de madrugada,
de quienes a cambio de nada me asistieron.

Y fuí feliz, grata experiencia,
al compartir su solitaria resistencia.

Pueda este canto que cantando estoy,
sumarle alivio a sus pesares.

O contentar a quien guste de saber,
que jamás lo olvidaré.

Almafuerte
"Allá en Tilcara" (canción)

FE, TE QUIERO FUERTE



...Fe, te quiero fuerte,
la más inexpugnable ciudadela,
invicta ante el dolor y sus secuelas,
blindada a los embates de la suerte.

Fe, si estás conmigo
me atrevo a conquistar el universo,
ponerme las estrellas como abrigo,
mirar con buen humor lo más adverso.

Fe, fe, fe...
no te derrumbes,
no permitas que descienda a los abismos,
señálame el camino de las cumbres
que allí quiero vivir conmigo mismo.

Fe, fe, fe...

Alberto Cortez
"Fe" (canción)

OCASO



El hombre hacia el ocaso es una hoguera
que el viento -el tiempo en crines extendidas-
arrastra a galopar lejos, sin bridas,
como un caballo oscuro, a la carrera.

Como una oculta nave timonera
repta sus aguas. No sabe qué heridas
le duelen más, qué muertes ni qué vidas,
sólo como una piedra de cantera.

Lleva un trozo de amor deshilachado
en los bolsillos, sueña el ciego anhelo
de encomendar a un hijo esta aventura.

A veces es un perro apaleado
que arrastra su dolor, pegado al suelo,
oliendo ya su propia sepultura.

Eladio Cabañero
"Ocaso"

BENDÍGATE...



...!Bendígate la luz de la mañana
que al despertarte hiere tus pupilas;
bendígate la sombra de la noche,
que en su regazo te hallará dormida!

¡Abra los ojos para bendecirte,
antes de sucumbir, el que agoniza!
¡Si al herir te bendice el asesino,
que por su bendición Dios le bendiga!

¡Bendígate el humilde a quien socorras!
¡Bendígante, al nombrarte, tus amigas!
¡Bendígante los siervos de tu casa!
¡Los complacidos deudos te bendigan!...

Eduardo Marquina

IMAGEN DE LA VIDA



Imagen de la vida

A la flor era semejante mi vida, en su aurora: a la flor que, abierta cuando la brisa
de la primavera viene a golpear en su puerta, deja caer uno, o dos pétalos, e ignorante
de su tesoro, no siente su pérdida.
Ahora cuando pasó la juventud, mi vida se parece al fruto que ya nada tiene que perder:
y espera, espera a alguien, para darse toda entera, con toda su pesadumbre de dulzura.

Rabindranath Tagore

CABALLOS OLVIDADOS



...Un Olmo seco Hendido por el Rayo.
Marcias o la intemperie sin fin
Y la furia de Apolo.
El expuesto a todos los olvidos
Y Al Olvido del Olvido Mísmo.
El trino de un zuindá a los lejos.
Las sombras que llevo ya conmigo.
Los éxtasis del tiempo lanzados
Al poema como fuga de mí.

La cárcel de mi cuerpo y el amor
De las lunas o el jazmín del Estío.

Caballos olvidados en palenques
Cansados y con belfos sudorosos
Que esperan de la mano del amo
Un tributo de calma...

Oscar Portela
"Quien soy"

LLEGARON LAS ABEJAS



...Donde vivió crecía
cuanto el hombre tocaba:
la piedra hostil
quebrada
por sus manos,
se convertía en orden
y una a una formaron
la recta claridad del edificio,
hizo el pan con sus manos,
movilizó los trenes,
se poblaron de pueblos las distancias,
otros hombres crecieron,
llegaron las abejas,
y porque el hombre crea y multiplica
la primavera caminó al mercado
entre panaderías y palomas...

Pablo Neruda
"El pueblo"

miércoles, 22 de octubre de 2008

UN CAMINO DE NUBES



...Una vez dijo amor.
Se poblaron sus labios de ceniza.

Dijo también mañana
con los ojos negados al presente
y sólo tuvo sombras que apretar en la mano,
fantasmas como saldo,
un camino de nubes.

Soledad, libertad,
dos palabras que suelen apoyarse
en los hombros heridos del viajero.

De todo se hace cargo, de nada se convence.
Sus huellas tienen hoy la quemadura
de los sueños vacíos.

No quiere renunciar. Para seguir camino
acepta que la vida se refugie
en una habitación que no es la suya.
La luz se queda siempre detrás de una ventana.
Al otro lado de la puerta
suele escuchar los pasos de la noche.

Sabe que le resulta necesario
aprender a vivir en otra edad,
en otro amor,
en otro tiempo.

Luis García Montero

LA MANO SE EXTIENDE



La mano se extiende,
pero a mitad de camino
la detiene una imagen.
Y se marcha entonces con ella,
no para poseerla
sino tan sólo para entrar en su juego...

Roberto Juarroz

EL REGRESO AL RÍO



...Desde la orilla, hacia adentro de sus aguas, el devenir de la magia, la belleza, la constelación de las palabras. Afuera, a espaldas del poema,la búsqueda de la verdad, el discernimiento entre el bien y el mal, los hombres y sus instituciones, el fervor por la moral y la justicia: esa religión que pocos profesan. Entonces, el regreso al río, donde todo es leve, donde nada es estable, donde ni siquiera se necesita juzgar...

César Bisso
(Apuntes sobre la creación)

ORILLAS DEL TIEMPO



...Para el hombre no hay puerto, no hay orillas del tiempo,
fluye mientras pasamos.»

Tiempo adusto, ¿es posible que estas horas divinas
en que amor nos ofrece sin medida la dicha
de nosotros se alejen con la misma presteza
que los días de llanto?

¿No podremos jamás conservar ni su huella?
¿Para siempre pasados? ¿Por completo perdidos?
Lo que el tiempo nos dio, lo que el tiempo ha borrado,
¿no lo va a devolver?

Alphonse de Lamartine
El Lago

SI SUBIERA A LAS CUMBRES



...Mi pueblito es muy chico.
Así deben ser todos los pueblos chicos del mundo.
Por la calle de mi casa veo pasar la vida;
La desgracia, el amor, la humildad, los borrachos...
Pero creo que nadie piensa en nadie.
Nadie sale de sí mismo.
Todos casi todos, están ahogados en ellos mismos 
y es necesario cambiar.
Aquí sigue todo igual...

Si subiera a las cumbres, estoy seguro, vería pasar los años 
como esos perros que acezando y husmeando el miedo 
pasan interminablemente ocupados en sus sensaciones 
y eso no puede ser, ¡no puede ser!

Jorge Calvetti
"Maimará"

SU ÚNICA FLOR



El cielo se desintegra y se transforma en polvo,
La gran tierra se vuelve apacible y nadie puede verla.
El árbol seco hace que florezca bruscamente su única flor.
Llamando de nuevo una primavera más allá de la historia.

Enseñanza de Daichi al samurai Kikuchi en la nieve

CON PUAS EN LAS ALAS



...Hoy he vuelto a mis lares;
al remanso donde se queda el tiempo.
Regresé jubiloso a donde estaba
tantas lunas atrás con mi dialecto,

y miro el diapasón de mi guitarra
como a una escala de llegarme adentro,
y encuentro ¡al fin! intactas mis palabras
sobre la cicatriz de los conceptos.

Ya estoy en mi, y ascenderé mañana
rojo de sol naciente, pecho adentro,
con la misma pasión que por el alba
se despierta clarín el teru- teru!

Resurgiré con puas en las alas,
de este colmo de grillos en silencio,
de este dialecto líquido que pasa
con resaca de estrellas junto al ceibo!!

Osiris rodríguez Castillos
"Canción para las púas de mis alas"

A LA FLOR DEL CIRUELO



Oda a la Flor del Ciruelo

Viento y lluvia despiden a la primavera que parte,
la nieve que revuela, saluda su retorno.
Sobre el peñasco, donde inmensos carámbanos imperan,
se abre todavía una flor llena de gracia.

Llena de gracia, mas no pretende para sí la primavera,
se contenta con anunciar su presencia.
Cuando las flores de la montaña se abren plenamente,
se la encontrará en medio de todas ellas riendo.

Mao Zedong Diciembre 1961

Y EL CABALLO MIRA


...El caballo era un caballero, no puede decirse otra cosa.
Dicen que galopaba como noticia que va corriendo
a propagar la prosperidad, como un mensaje
del rojo del verano.
Y nadie lo escuchó sino la fuente, nadie supo su signo
ni su símbolo,
nadie quiso saber sino la fuente de aquel caballo color hoja seca.
En el interior de un verso sueco descansa de su soledad
y ahora ha negado a este poema antes del amanecer
con grandes ojos semejantes a los de un antiguo profeta,
con ojos que no se preguntan si fue dios quien hizo la
muerte,
con grandes ojos elevados
a la categoría de potencias.
Sueño y sendero, sangre y oscuridad
que suenan como campanadas.
Hacia dónde vuelan. De su paso no queda
vestigio alguno. Y el caballo -desde la noche- mira y aprueba
no los ojos de la desapacible
sino la última luz de una brizna de hierba.

Blanca Andreu

SAN SALVADOR DESCANSA


Ahora duerme
San Salvador descansa,
pronto la lucha.

Jorge Zanguitu Fernández
(Haiku)

PASA LA VIDA


Pasa la vida
San Salvador camina,
vuelve el calor.

Jorge Zanguitu Fernández
(Haiku)

jueves, 25 de septiembre de 2008

EL ALMA DE MI PUEBLO



Desovillando a mi pueblo

"Honduras de quebradas y silencios,
arenales sedientos y bravíos,
cardonales vigías en horizontes,
lloros de cerros escondidos...
así es el alma de mi pueblo.

Promesante con fe de peregrino,
caminante incansable de recuerdos,
alforja cargada de esperanzas,
con el ritmo del tun-tun de las cajas...
así es el alma de mi pueblo".

Enrique Angelelli

VOY CON LAS RIENDAS TENSAS...



Voy con las riendas tensas...

Voy con las riendas tensas
y refrenando el vuelo
porque no es lo que importa llegar solo ni
pronto,
sino llegar con todos y a tiempo.

León Felipe

MI CASA ES UNA PARTE DEL UNIVERSO



MI CASA ES UNA PARTE DEL UNIVERSO

Los que la vieron dicen que la tierra
es una esfera en el espacio, un planeta
más bien pequeño
del tamaño del dedo pulgar de los astronautas.
Yo no lo dudo porque he visto las fotografías
y porque ahora estoy a casi medio planeta de mi casa.
Lo mejor de todo esto es que en ese pulgar
también mi casa es una parte del universo.
Cómo no serlo si en el patio del fondo
hay un filodendro de gigantes hojas y también gusanos bajo
la tierra
aptos para la pesca, y ahora que me acuerdo
el olor de los helechos contra la pared
la cara de Delfina o Federico entre los árboles
y aquel canario que se nos voló de noche.

Alfredo Veiravé
de Puntos luminosos, 1970

POR MI VENTANA



...Un brazo de la noche
entra por mi ventana.

Un gran brazo moreno
con pulseras de agua.

Sobre un cristal azul
jugaba al río mi alma.

Los instantes heridos
por el reloj... pasaban...

Federico García Lorca

LA RIOJA FLORECE



...Incienso y silencio se queman en la calle.
No es farsa... mito... recuerdo... es mensaje
con gritos de penas y esperanzas de sangre...
así reza la caja del "Inca" que de nuevo sale.

Porque el Santo lo espera con carne
de pueblo,
la misma del Niño que viene de "Alcalde".
Y cuando la campana canta el Tinkunaco
grande,
La Rioja florece en historia, vida y mensaje.

Enrique Angelelli

PATO DE INVIERNO



..."Por encima del agua dura,
el patito de la laguna.

Por encima del agua fría,
el patito silba que silba.

Silba que silba se resbalaba
y en vez de llorar silbaba".

Jose Angel Valente
"Pato de invierno"