sábado, 22 de noviembre de 2008

CUANDO LLEGUEN LOS OLVIDOS



...Adonde te iras milonga tras el rastro del destino
no me dejes sin el canto solito con los olvidos
no me abandones amiga quedaté yo te lo pido
porque he de saber quererte quiero tenerte aquí conmigo.
Adonde te iras milonga cuando lleguen los olvidos.

José Larralde

DEL SOL GLORIOSO...



Llueve. Del sol glorioso
los rayos fulgurantes
refléjanse en el agua,
cual sobre níveo tul.

Topacios encendidos
y diáfanos brillantes
desfilan temblorosos,
rayando el cielo azul.

El oro de la tarde,
bañado por la lluvia,
inunda todo el éter
espléndido y triunfal;
sacude sobre el campo
su cabellera rubia
para empaparlo en gotas
de fúlgido cristal...

Manuel Jose Othon
"A Través de la Lluvia"

ÁGIL POR LA FLOR NUEVA



...Es rubia: el cabello suelto
Da más luz al ojo moro:
Voy, desde entonces, envuelto
En un torbellino de oro.

La abeja estival que zumba
Más ágil por la flor nueva,
No dice, como antes, "tumba":
"Eva" dice: todo es "Eva".

Bajo, en lo oscuro, al temido
Raudal de la catarata:
¡Y brilla el iris, tendido
Sobre las hojas de plata!...

José Marti
"Versos sencillos"

DOMINGO EN EL PARQUE



“…También tienes
tú el derecho
a nadar en
el estero,
como el cisne
cuello negro
y las garzas
blanco eterno;
y a gozar de
los conciertos
de zorzales
en flirteo;
y también de
los gorjeos
concertinos
del jilguero…”

J.M.Torres
Romancillo al Pato Yeco

ALLÁ EN TICARA



Anochecí, allá en Tilcara,
con los amigos que entre la indiada tengo.

Y fuí feliz. Grata experiencia,
al compartir su solitaria resistencia.

Pueda este canto que cantando estoy,
sumarle alivio a sus pesares.

O contentar a quien guste de saber,
que jamás te olvidaré.

Me despedí, de madrugada,
de quienes a cambio de nada me asistieron.

Y fuí feliz, grata experiencia,
al compartir su solitaria resistencia.

Pueda este canto que cantando estoy,
sumarle alivio a sus pesares.

O contentar a quien guste de saber,
que jamás lo olvidaré.

Almafuerte
"Allá en Tilcara" (canción)

FE, TE QUIERO FUERTE



...Fe, te quiero fuerte,
la más inexpugnable ciudadela,
invicta ante el dolor y sus secuelas,
blindada a los embates de la suerte.

Fe, si estás conmigo
me atrevo a conquistar el universo,
ponerme las estrellas como abrigo,
mirar con buen humor lo más adverso.

Fe, fe, fe...
no te derrumbes,
no permitas que descienda a los abismos,
señálame el camino de las cumbres
que allí quiero vivir conmigo mismo.

Fe, fe, fe...

Alberto Cortez
"Fe" (canción)

OCASO



El hombre hacia el ocaso es una hoguera
que el viento -el tiempo en crines extendidas-
arrastra a galopar lejos, sin bridas,
como un caballo oscuro, a la carrera.

Como una oculta nave timonera
repta sus aguas. No sabe qué heridas
le duelen más, qué muertes ni qué vidas,
sólo como una piedra de cantera.

Lleva un trozo de amor deshilachado
en los bolsillos, sueña el ciego anhelo
de encomendar a un hijo esta aventura.

A veces es un perro apaleado
que arrastra su dolor, pegado al suelo,
oliendo ya su propia sepultura.

Eladio Cabañero
"Ocaso"

BENDÍGATE...



...!Bendígate la luz de la mañana
que al despertarte hiere tus pupilas;
bendígate la sombra de la noche,
que en su regazo te hallará dormida!

¡Abra los ojos para bendecirte,
antes de sucumbir, el que agoniza!
¡Si al herir te bendice el asesino,
que por su bendición Dios le bendiga!

¡Bendígate el humilde a quien socorras!
¡Bendígante, al nombrarte, tus amigas!
¡Bendígante los siervos de tu casa!
¡Los complacidos deudos te bendigan!...

Eduardo Marquina

IMAGEN DE LA VIDA



Imagen de la vida

A la flor era semejante mi vida, en su aurora: a la flor que, abierta cuando la brisa
de la primavera viene a golpear en su puerta, deja caer uno, o dos pétalos, e ignorante
de su tesoro, no siente su pérdida.
Ahora cuando pasó la juventud, mi vida se parece al fruto que ya nada tiene que perder:
y espera, espera a alguien, para darse toda entera, con toda su pesadumbre de dulzura.

Rabindranath Tagore

CABALLOS OLVIDADOS



...Un Olmo seco Hendido por el Rayo.
Marcias o la intemperie sin fin
Y la furia de Apolo.
El expuesto a todos los olvidos
Y Al Olvido del Olvido Mísmo.
El trino de un zuindá a los lejos.
Las sombras que llevo ya conmigo.
Los éxtasis del tiempo lanzados
Al poema como fuga de mí.

La cárcel de mi cuerpo y el amor
De las lunas o el jazmín del Estío.

Caballos olvidados en palenques
Cansados y con belfos sudorosos
Que esperan de la mano del amo
Un tributo de calma...

Oscar Portela
"Quien soy"

LLEGARON LAS ABEJAS



...Donde vivió crecía
cuanto el hombre tocaba:
la piedra hostil
quebrada
por sus manos,
se convertía en orden
y una a una formaron
la recta claridad del edificio,
hizo el pan con sus manos,
movilizó los trenes,
se poblaron de pueblos las distancias,
otros hombres crecieron,
llegaron las abejas,
y porque el hombre crea y multiplica
la primavera caminó al mercado
entre panaderías y palomas...

Pablo Neruda
"El pueblo"