domingo, 28 de diciembre de 2008

ATA EL POTRILLO



Para que la civilización no se hunda,
perdida su gran batalla,
haz callar al perro, ata el potrillo
a un poste distante...

...Sin más ruido que el que hacen los ratones
mueve su mano de un lado a otro.
Como una mosca de largas zancas sobre el río
su mente se mueve en el silencio.

William Butler Yeats

HUIDA AL ARROYO



Huída al arroyo

Sus líneas
estándar
perfilan
espalda
curtida.

Un ácido
aplomo
vivido.

Puñado
de arrugas
y llantos.

Los lomos
abraza
al frágil
caballo.

Su vida
su daga
su campo
sucumbe
al miedo
de verse
añejo.

Huída
al arroyo.

Los chopos
esperan
su muerte.

J.D.Palma

LAS INICIALES EN EL ÁRBOL



...anduve en los lugares
que de tu mano
caminando conocí
y me quede tan solo
con los recuerdos
de aquel tiempo tan feliz.

Aún estan escritas
las iniciales en el árbol de amor
aquellas que escribimos
enamorados una tarde tu y yo;
jugamos en la plaza
como dos niños
que querían solo amor...

Carlos Bazán Y Pedro Favin

AL IR CAYENDO LA TARDE



Anocheciendo Zambas

Cuando se duerman las flores
recostándose en sus tallos,
qué pena tendrá mi pena,
si tú no estás a mi lado.

Qué llanto tendrán las flores
al ir cayendo la tarde,
si no te ven en mis brazos
y te imaginan distantes.

No te vayas, te lo ruego
quiero tu pelo, tus manos,
el arroyo de mi sangre
te está buscando, buscando.

Los sueños que tú me diste
se están volviendo palomas
y este río de mi cuerpo,
se va enredando en las sombras.

Un ansia de flores nuevas
forman tu nombre y el mío;
por ser mujer sos la tierra,
y yo por hombre soy río.

A. Cufré - Waldo Belloso

DESDE UNA VENTANA



La vida es música que se aleja.
Contemplas desde una ventana el mundo
con la pasión de quien lo ha tenido.

El río salta como una sorpresa.
Una piedra que no es suya lo ve correr.

¿Oyes?
Hasta el aire parece alejarse.
Ya no se ven los rostros.

Eres una más, ausente...

Vilma Vargas
"Los días"

DE BIGOTE A COLA



...El hombre quiere ser
pescado y pájaro,
la serpiente quisiera tener
alas,
el perro es un león
desorientado,
el ingeniero quiere ser
poeta,
la mosca estudia para
golondrina,
el poeta trata de imitar la
mosca,
pero el gato
quiere ser sólo gato
y todo gato es gato
desde bigote a cola,
desde presentimiento a
rata viva,
desde la noche hasta sus
ojos de oro...

Pablo Neruda

CARDÓN



La mamancy

Arribita, sol arriba
Encontre mi corazon,
A la sombra de mi mama
Bajo un cielo de cardon.

Era el tiempo del asombro,
De seguirle el rastro al sol,
Arribita cielo, arriba
Donde hacian el color...

Cesar Isella
Armando tejada Gómez

EL BOSTEZO



En un bostezo de horror,
tuerce el estero holgazán
su boca de Leviatán
tornasolada de horror…
Dicta el Sumo Redactor
a la gran Sombra Profeta,
y obsediendo la glorieta,
como una insana clavija,
rechina su idea fija
la turbadora veleta.

Ríe el viento confidente
con el vaivén de su cola
tersa de gato de Angola,
perfumada y confidente…
El mar inauditamente
se encoge de sumisión
y el faro vidente, en son
de taumaturgas hombrías,
traduce al torvo Isaías
hipnotizando un león...

Julio Herrera Y Reissig

AL ABRIGO DEL VIENTO



AL ABRIGO DEL VIENTO

todo vuela viajero pez o espada
nada decae brote o flor te engañas
el cuerpo cae pero dueño empero
de otro saber

caer caer
no reo
de alguna nube levadiza tala
escritura y razón
oh red
ondean esculturas
salta al cielo
para caer
caer en otro amor y pende
ángel del hilo del olvido que
al abrigo del viento sólo hay muerte.

José Miguel Ullán

SED DE HORIZONTE



...Cuando me acerco, pampa, a tu recuerdo,
te me vas, despacio, para adentro...
al trote corto, campo, al trotecito.

Aunque me ignores, campo, soy tu amigo.

Entra y descansa, campo. Desensilla.
Deja de ser eterna lejanía.

Cuanto más te repito y te repito
quisiera repetirte al infinito.

Nunca permitas, campo, que se agote
nuestra sed de horizonte y de galope.

Templa mis nervios, campo ilimitado,
al recio diapasón del alambrado.
Aquí mi soledad. Esta mi mano.
Dondequiera que vayas te acompaño...

Oliverio Girondo

LOS TRES CABALLOS



Los tres caballos

Musgosamente mudo belfo
con tacto manso empuja fina sombra,
morro fofo arremanga húmedo labio,
ollares ciegos resoplan vida cálida,
enorme y descendida la cabeza busca
en ralo pasto parvo viento.
Y desde siempre por los dientes sigue
prendido a su condena,
caballo como eterno y como sueño...

...Vasta es la verde nada y poco
el mucho ramonear insomne de las bestias,
la tanta beatitud que nunca basta.

Nunca podrán, cómo podrán los tres,
los solamente tres
caballos para tal designio,
salvar la poca luz de la raíz sombría,
arrancar hondo trueno a tierra dura...

César Mermet

sábado, 6 de diciembre de 2008

NO TENGO PINCEL...



No tengo pincel…

No tengo pincel
que pinte las flores del ciruelo
con su perfume.

Satomura Shoha

TORMENTA



Tormenta

Danzan los árboles,
abrazados al viento, que lleva el ritmo,
agitan sus hojas, con ondulantes movimientos,
agitan sus ramas desesperadas
susurros, silbidos, crujir de ramas, caída de hojas,
éxtasis de la danza que ya baja a la ciudad.
Quietud de bestias, que tiemblan temerosas.
Quietud de alas, que descansan obligadas.
Quietud de mariposas, ahora dormidas.
Quietud de estrellas, opacadas por las nubes.
Quietud de seres humanos en la noche de tormenta.
Oscuridad avanza sobre la Tierra.
Temores ancestrales lanzan su espantoso grito.
El rayo le ilumina sus caminos...
Danzan los árboles abrazados al viento...

Néstor Martínez

SOMBRA DE UN ALMA



No descansas jamás… y alegre y puro,
murmurador y manso,
corriendo vas sobre tu cauce duro…
¡Yo también como tú corro y murmuro,
yo también como tú jamás descanso!
¡Yo camino al vaivén de mis dolores,
tú con ala de céfiro caminas,
tú feliz más que yo, por entre flores,
yo helado más que tú, por entre espinas!
Tú pasas como sombra por el suelo,
siempre en eterno viaje...

...¡Yo voy… ¿dónde? No sé… voy arrastrando
mi fe perdida y mi esperanza trunca,
sombra de un alma entre la luz temblando
y sin poder iluminarse nunca!
Tú cumples con pasar… Yo, si te imito,
no cumplo con vivir… por eso lloro,
y en el infierno de mi afán me agito
cuando ilumina con visiones de oro
las sombras de mi lecho, el infinito...

Salvador Diaz Miron

LAS OVEJAS VAN PASANDO



...Blandamente resbalando
las ovejas van pasando;
paz y hierba van paciendo;
los bocados que una deja
son bocados de otra oveja
que a la hermana va siguiendo.

Los corderos baladores
van en grupos triscadores
asaltando los repechos,
coronando los cerrillos
y brincando los helechos.

Y el que topa con la ubre
o la lo lejos la descubre,
bala y corre hacia la oveja,
se arrodilla tembloroso,
llena el cuajo, trisca airoso
y espojándose se aleja...

José María Gabriel y Galán

EXISTIR



El ser no nos ha sido dado. Somos un río sólo
y dócilmente en toda forma confluimos:
tanto la noche como el día, catedral o caverna,
todo lo atravesamos, pues nos arrastra la sed por existir.

Así llenamos forma tras forma sin descanso,
y ninguna llega a ser patria, ni dicha, ni necesidad,
siempre de viaje, huéspedes para siempre,
no nos llama el campo ni el arado, tampoco crece el pan para nosotros.

Desconocemos lo que Dios piensa de los hombres.
El juega con nosotros, somos arcilla entre sus manos,
enmudecida y maleable, ni ríe ni solloza,
es realmente dúctil, pero tampoco se calcinará.

¡Ser convertido en piedra alguna vez, durar!
Siempre viva por ello está nuestra nostalgia,
mas también queda siempre un temeroso escalofrío
y nunca se hace pausa para nuestro sendero.

Hermann Hesse
"Lamento"

YO LAS OIGO



Las Campanas

Yo las amo, yo las oigo,
cual oigo el rumor del viento,
el murmurar de la fuente
o el balido de cordero.

Como los pájaros, ellas,
tan pronto asoma en los cielos
el primer rayo del alba,
le saludan con sus ecos.

Y en sus notas, que van prolongándose
por los llanos y los cerros,
hay algo de candoroso,
de apacible y de halagüeño.

Si por siempre enmudecieran,
¡qué tristeza en el aire y el cielo!
¡Qué silencio en la iglesia!
¡Qué extrañeza entre los muertos!

Rosalia de Castro

COMO GATA...



...lamiéndonos la cara como gatos viejos y cansados
a los pies del sofá de leer el periódico.

Te quiero como gata agradecida,
gorda de estar mimada,
te quiero como gata flaca
perseguida y llorona,
te quiero como gata...

Gioconda Belli

RÍO



RIO

Tengo los ojos heridos,
de miradas, de gestos.
Silencioso y profundo río,
tú que me hablaste de tu playa
que me enseñaste tu canto,
que tomaste la humedad de mi llanto
¡Déjame que ancle en tu horizonte!
Por ti, cuelgo mis ojos en tu orilla,
y dejo que mi llanto transparente
se asfixie con su propia bruma.
Mi corazón esta quieto…

¡Te amo tanto río!

Sonia Araujo Pajares.- Trujillo, 1948.

ESTAMBRES Y PISTILOS



Bajo el velo del agua transparente
impregnada de rayos luminosos,
estambres y pistilos pudorosos
se citan, para amarse, en el ambiente.

Atravesando el líquido luciente
asómanse los tallos amorosos,
y a los himnos del viento rumorosos
los desposa la luz resplandeciente...

Salvador Rueda

SABER EN SILENCIO



...Hay que juntarse y recogerse
Hay que soltarlo todo de las manos
Y dejar allá lejos y a oscuras las tareas
Para que duerman solas
Con la vaga certeza conformista y leal
De que todo regresa con cada nuevo día
Sin ánimo bastante para que no nos baste
Siempre saber que volveremos
Aunque nunca por qué

Pero es que la fatiga misma
Que apaga las preguntas es también
Un modo que tenemos de saber en silencio
Que sólo quien no hubiera de regresar ya nunca
Preguntaría de verdad perdido
En la noche sin fuego ni esperanza.

Tomás Segovia

UN BIGÜÁ



...Un bigüá desaparece en la superficie.
Quiero salir.
pero la salamanca cruza el añil del cielo.
Prometo no iniciar aquel conjuro
no mezclar barro con sangre
huesos de animales con piel de conejo.
A ver si todavía pasa.
A ver si todavía se cumple
de una vez por todas
mi deseo más preciado.

Gabriela Bruch