domingo, 25 de enero de 2009

ATARDECER EN ARBOLEDAS



Y fueron de la tarde las claras agonías:
el sol, un gran escudo de bronce repujado,
hundiéndose en los frisos del colosal nublado,
dio formas y relieves a raras fantasías...

Luis G. Urbina

DENTRO DE MI...



Dentro de mí...

Dentro de mí hay un león enfrenado:
De mi corazón he labrado sus riendas:
Tú me lo rompiste: cuando lo vi roto
Me pareció bien enfrenar a la fiera.
Antes, cual la llama que en la estera prende,
Mi cólera ardía, lucía y se apagaba:
Como del león generoso en la selva
La fiebre se enciende; lo ciega y se calma.
Pero, ya no puedes: las riendas le he puesto
Y al juicio he subido en el león a caballo:
La furia del juicio es tenaz: ya no puedes.
Dentro de mí hay un león enfrenado.

José Martí

CHOPOS ESPERANDO LA PRIMAVERA



Chopos esperando la primavera

Chopos de sombras frescas, seductoras
sociales gentes puestas en hilera
abiertas las hojas de primavera
viven en vuestras ramas protectoras

cientos de cálidas aves cantoras
que vuelven como aquella vez primera
a alegrar el paisaje que ayer era
hogar de nieves sobrecogedoras

Como tú, cambio estación y vestido
me apaciguan tus sombras y sus cantos
mi alma remansa en los nuevos cultivos.

Como tú, admiro el siempre pedido
milagro que renueva mis quebrantos,
mis ganas de seguir entre los vivos.

Modes Amestoy

AL VIENTO ALEGRE



...Esta es agua amansada por la muerte:
Es fantasma
de un agua viva que brillara un día,
libre en el mundo, tibia, soleada…
¡Abierta al viento alegre que la hacía
bailar…! No baila
más el agua; no copiará los soles
de cada día. Apenas si la alcanza
el rayo mustio que se filtra por
la ventana...

Dulce Maria Loynaz

ÁRBOL DE INVIERNO



...Soy el árbol de tu huerto
El árbol del invierno
Cuyas desnudas ramas
Tienen por fronda
El intermitente follaje
De las nubes
Soy el árbol de tu huerto
El árbol sin fruto
Que espera paciente
La estación propicia
El tiempo de la restauración
De todas las cosas
Soy el árbol de tu huerto
El árbol erguido sobre la tierra
Que aguardará paciente
Todas las tormentas.

Fernando Ruíz Granados

TORTILLAS DE TILCARA



Tortillas de Tilcara

Ricas tortillas
comerás en Tilcara,
brasas calientes
han de cocinarlas.
Están hechas
para vos
que al pasar
vas descubriendo
todo un mundo culinario,
en medio de las montañas.

Jorge Zanguitu Fernández

BABA DEL DIABLO



El viento

Estamos remontando un barrilete
de palitos de tilo y pétalos de magnolia.
Tiene una extraña forma de colibrí y tiranosaurio.
Y está allí, queriéndose ir, sostenido por
el aletear molesto de las moscas
y amarrado al hilo que nace de la mano.

Pero está allí, como un eclipse fetal.
A veces ocultando un poco al sol que pretende
enceguecernos. Y a veces picoteando un panadero
o tragándose una baba del diablo
o simplemente saludando.

Y pensamos: qué bueno que haya un monstruo
allí arriba que pueda protegernos del adiós.
Y el adiós, más tarde lo sabremos,
mientras el sol ahora rodea el perfil del barrilete,
el adiós es Dios sin él mismo.

Y esa es la cara que debería tener al menos
el viento en esta tarde.

Gustavo Caso Rosendi

LAS FLORES DE LA PRIMAVERA SALEN...



LAS FLORES DE LA PRIMAVERA SALEN...

Las flores de la primavera salen,
como el apasionado dolor del amor no dicho;
y con su aliento, vuelve el recuerdo de mis canciones antiguas.
Mi corazón, de improviso, se ha vestido de hojas verdes de deseo.
No vino mi amor, pero su contacto está en mi cuerpo
y su voz me llega a través de los campos fragantes.
Su mirar está en la triste profundidad del cielo, pero
¿dónde están sus ojos? Sus besos zigzaguean por el aire,
pero sus labios, ¿dónde están?

Rabindranath Tagore

COMO ÁRBOLES



...así pues
desde este misterioso confín de la existencia
los otros me ampararon como árboles
con nidos o sin nidos
poco importa
no me dieron envidia sino frutos
esos otros están
aquí
sus poemas
son mentiras de a puño
son verdades piadosas
están aquí
rodeándome
juzgándome
con las pobres palabras que les di...

Mario Benedetti
"Como Árboles"

AGUA, VIDA Y TIERRA



...en aventuras locas con el rocío y la niebla,
con el mismo amor loco que impulsaba mi sueño,
lejos de sorprenderlo, me hospedaba en las sierras.

Pero si alguna sombra le bajaba a los ojos,
me repetía en sus aguas hasta dar en la arena,
y era mi grito nuevo como un tajo en el monte
que anegaba las calles y golpeaba las puertas.

A veces la montaña se me vestía de flores
e iniciaba en mi talle curvas de primavera.

Quién sabe en qué mañana se apretaron mis años
sobre senos y muslos y caderas de piedra!

Se treparon mis ojos al rostro de los árboles
y fueron mariposas sus vivas compañeras:
así es como en los prados voy buscando las flores,
y alas pido en las almas que a mi vida se acercan...

Julia de Burgos
"Agua, vida y tierra"

ZUMBAD



...zumbad,
zumbad sobre
los dones de la tierra,
familia de oro,
multitud del viento,
sacudid el incendio
de las flores,
la sed de los estambres,
el agudo
hilo
de olor
que reúne los días,
y propagad
la miel
sobrepasando
los continentes húmedos, las islas
más lejanas del cielo
del Oeste...

Pablo Neruda