lunes, 28 de noviembre de 2011

LA PALABRA BUENA



...La palabra buena,
la palabra mansa
que al fin de muchas luchas,
y triunfos y derrotas,
encuentra,
que sólo sabe comprender, callada.

Fernando Paz Castillo

TODA LA LLANURA



...El ser y todo el yo congregado,
en la llanura que parpadea su aurora.

El ser y toda la llanura,
boca insomne que abre
sus enormes labios...

Gerardo Guinea Diez

EL SILENCIO



...Mi libro de otoño
transita el silencio
de mi pensamiento
cuando estoy conmigo
bebido de tiempo...

José Larralde

EL ALIENTO ES SOPLO



...El aliento es soplo
que baila hasta extenuar su piel
Los pies
alas
que se acunan
en playa borrada...

Mariana Bernárdez

PORQUE RECUERDO AHORA



...Porque recuerdo ahora
de qué color la vida
se ponía en la tarde, cómo calzaba a nuestros sueños, cómo
los crecimientos iban
sin luz...

Jesus Hilario Tundidor

DEL MAR



...Voy a cerrar los ojos
porque del mar viene esa luz que no se apaga,
y esta memoria que fluye igual que el agua,
y del mar vienen, también,
los barcos y los vientos:
del mar, siempre del mar,
que nunca esconde su profundidad...

Juan Domingo Argüelles

EN AQUEL TIEMPO...



En aquel tiempo había en mi vida un llano
y un tren que fatigado lo surcaba
y una casa en el llano, y unos ojos
detras de la ventana...

Joaquín Sabina

TIEMPO SIN TIEMPO



...tiempo para esconderme
en el canto de un gallo
y para reaparecer
en un relincho
y para estar al día
para estar a la noche
tiempo sin recato y sin reloj

vale decir preciso
o sea necesito
digamos me hace falta
tiempo sin tiempo...

Mario Benedetti

AGUAS



...Aguas como el principio de las aguas,
como el principio mismo antes del agua,
las aguas inundadas por el agua,
aniquilando lo que finge el agua...

Octavio Paz

DEL CIELO Y DE LA TIERRA



...El alma se empapaba
en la solemne clásica grandeza
que llenaba los ámbitos abiertos
del cielo y de la tierra...

Jose Maria Gabriel y Galan

EMBOSCADA LUMINOSA



...He filtrado a la tarde el sitio
donde tu figura suspendió el tiempo,
y el presente
es una emboscada
luminosa
perpetuada de eternidad.

Ariel Montoya

domingo, 20 de noviembre de 2011

LA MIRADA DE UN CABALLO



...Te llaman:
todo lo que es humilde bajo el cielo;
la inocencia de un pedazo de pan;
el puñado de sal que se derrama
sobre el mantel de un pobre;
la mirada sumisa de un caballo...

Herib Campos Cervera

SILBÁNDOLE AL SOL



Amanece
tras un instante
y otro
ritmando sueños,
silbándole al sol
la memoria
de una leyenda...

Julio César Aguilar

¿DÓNDE ESTÁS?



Dios ¿dónde estás?
Acaso en la débil ala de una mariposa,
en el monótono zumbido de la abeja
o en la gaviota que roza vagamente la playa...

Lina Zerón

Y TAMBIÉN LAS LECHUZAS



...Solamente los grillos,
entre sí,
se dicen su cuento;
ah, y también las lechuzas.
Sigues esperando que la noche te hable,
y nomás un coro de estrellas lejanas
deletrea tu presencia.

Julio César Aguilar

EL PASEO



El cielo espejea entre los árboles.
Los árboles se imaginan
que están a orillas de un lago color violeta.
Nosotros advertimos el engaño
y a grandes voces espantamos a los árboles
como si se tratara
de unos altos pájaros verdes
que hubieran escondido
en el plumaje
la otra pierna...

Luis Vidales

CADA DÍA



Cada día toco con mis manos la dicha
la beso con mis labios
la dejo que se duerma dulcemente en mi pecho
que se despierte luego estremecida como un hermoso sueño...

José Luis Cano

LA CANCIÓN DE UN ARROYO



...Del norte va mi voz
en brújula de sueños
buscando abierta y dulce la rosa de los vientos
para saber del sur,
y saber que en él vibra
la canción de un arroyo
de palabras inmensas...

José Luis Appleyard

LUCHA DE LUZ



...Día que muere en la noche, noche en el día.
Lucha de luz y sombra es rebeldía,
corazón que no lucha pierde el latido
y el átomo rebelde perdura erguido...

José Larralde

EN SILENCIO



...El sol se hunde en silencio
y sopla las bujías
y se envuelve en su manto como
un rey...

Carmen Martin Gaite

CIELO ABIERTO



...y miro el cielo abierto girar en su estupor
en su furor sereno devienen más desastres
y se desencadenan las bestias del amor
y cantan y no cocen maquiavélicos sastres
que unieron sin hilván tu corazón y el mío...

Juan Gelman

NO ES EL VIENTO...



Éste no es el viento de los sauces
ni el viento de los eucaliptos,
ni siquiera el viento que enciende las velas
y mueve lentamente los molinos.

No es el viento que desplaza las nubes...

Alberto Blanco