sábado, 28 de diciembre de 2013

HUELLAS DEL ADIOS

...como el tiempo, prendido en la arboleda.
Un perfume de cielos coloniales
guarda besos de amor en los umbrales
y huellas del adiós en su vereda...

Mabel Fontau

MI TARDE

...Queden hoy para otros
los afanes del mundo, y que mi mundo sea
la magia de esta casa
tomada en su quietud por la penumbra,
saber que nadie llegará
a interrumpir mi tarde,
que no habrá sobresaltos,
ni voces, ni horas fijas,
porque ahora es tan sólo transcurrir
mi gran tarea.

Vicente Gallego

LOS ÁRBOLES SABEN...

...Los árboles saben que extraño 
Porque con mis manos juego a ser Dios 
Y te invento de barro, ramas y hojas...

Patricio Cortés

ERA UNA ESTACIÓN

...Solo que esta vez,
era tu viaje,
era tu tren,
yo quedaba atrás,
muy atrás, 
con mi silencio,
con el recuerdo,
en el viejo andén,
sin decir,
sin saber,
sin pensar.

Era una estación…
era tu tren,
eras tú.

Navia García Fabeiro

jueves, 26 de diciembre de 2013

EN UNA ESQUINA

...Tampoco contaré mi historia.
Si quieres saberla... imagínatela.
párate en una esquina
y al verme pasar con el resto de la gente,
Invéntame un final feliz.

Gonzalo Osses Vilches

HUMILDE FLOR

¡Malvón! Humilde flor
que se arrincona;
y en su aroma
que se asoma
me retoma
el corazón.

Francisco García Jiménez

UN CORTO SILENCIO

allí estaban
con la brisa de diciembre
entre manos y pañuelos
allí estaban
allí estaban los míos
un corto silencio
pedí disculpas por la demora
y retomamos la conversación

Hebert Abimorad

sábado, 21 de diciembre de 2013

LA HORA DE LA SIESTA

...Secretos micifuces
imprevistos,
qué goce contemplaros
a la hora de la siesta,
suspendiendo los mates
y aprendiendo
la impúdica lección
de la vida privada
de los gatos.

Joaquín Sabina

jueves, 19 de diciembre de 2013

LA MAGIA DEL MOMENTO

...No me quise mover por no alterarla,
y dejé transcurrir el tiempo lento,
con el temor de que hasta el pensamiento
pudiera, al agitarse, despertarla,
destruyendo la magia del momento...

Francisco Álvarez 

miércoles, 18 de diciembre de 2013

EL MAR DE PALABRAS

Yo soy mi propia palabra. 
Yo soy los libros que leo. 
Yo soy el pueblo que amo y que está hecho 
de miseria y palabras. 
Yo soy el mar de palabras y deseos que navego...

Isaac Felipe Azofeifa Bolaños

martes, 17 de diciembre de 2013

LLUVIA FRANCISCANA

...¡Oh lluvia franciscana que llevas a tus gotas
almas de fuentes claras y humildes manantiales!
Cuando sobre los campos desciendes lentamente
las rosas de mi pecho con tus sonidos abres...

Federico García Lorca

lunes, 16 de diciembre de 2013

LA TARDE

...La tarde, ya en el límite
de dar, de ser,
agota sus reservas:
gozos, colores, triunfos;
me descubre los fondos
de mares y de glorias,
se estira, vibra, tiembla,
no puede más...

Pedro Salinas

domingo, 15 de diciembre de 2013

TRÉBOL

...Y voy con un fantasma en mi costado:
mi trébol de ilusión, encadenado
desde mil novecientos treinta y siete.

José Hierro

martes, 10 de diciembre de 2013

UN INSTANTE

...Júrame por la arena que acoge todo paso,
y lo graba o lo borra al azar, al acaso...

Júrame por la espuma que chispea y que brilla,
y que dura un instante de una orilla o otra orilla...

Clara Lair

domingo, 8 de diciembre de 2013

EN EL RECUERDO

Para llevar el alma hasta sus estratos más profundos,
hasta la llama última en que se quema
permanentemente,
basta empapar los ojos un poco en el recuerdo
o en la noche sin lámparas o en la soledad
o en el amor...

Dionisio Aymará

IRSE A SOÑAR...

...Quién habitara tu veraz incendio
rodeado de azucenas por doquiera,
quién entrara a tus dos puertos cerrados
azules y redondos como ojos azules
que aprisionaron todo el sol del día,
para irse a soñar a tu serena plaza pueblerina...

Gilberto Owen

EN EL AMANECER

...en el amanecer majestuoso.
Cruzan barcas oscuras a lo lejos,
mientras el mar me dice furioso su mensaje...

José Lupiáñez

EL RASTRO DE LOS DÍAS

...Qué buscas, memoria, qué andas buscando.
Me sigues como un perro hambriento
y tiendes a mis pies tu mirada lastimera;
husmeas, perniciosa, en el camino
el rastro de los días que fueron,
que ya no son y que jamás serán...

Guadalupe Grande

miércoles, 4 de diciembre de 2013

EL TIEMPO BUENO

...vuelve el tiempo anaranjado
el tiempo bueno
el tiempo repleto de color
cual ocaso veraniego...

Yovanni Paz

DESTINO

...Guiado por mi estrella
Con el pecho vacío
Y los ojos clavados en la altura
Salí hacia mi destino...

Vicente Huidobro

OBRERO POETA

A ese obrero-poeta del espacio.
quién le enseñó tan sabia geometría,
las leyes de equilibrio y de armonía
para labrar su espléndido palacio?…

Juan Burghi

CLARA, APACIBLE...

...Clara, apacible y serena,
pasa la siguiente tarde,
y el sol, tocando su ocaso,
apaga su luz gigantes...

José Zorrilla

sábado, 23 de noviembre de 2013

ÁRBOL EN FLOR

¡De qué árbol en flor
no sé
pero qué perfume!

Matsuo Basho

DOS ÁRBOLES IGUALES

No me importan las rimas. Raras veces
hay dos árboles iguales, el uno junto al otro.
Pienso y escribo como las flores tienen color
pero con menos perfección en mi modo de expresarme
porque me falta la sencillez divina
de ser totalmente sólo mi exterior...

Fernando Pessoa

ANDANDO

Sigo andando, despacio,
para poder disfrutar
de todo cuánto me rodea...

Estrella de Campoamor

CUALQUIER SUGESTIÓN

¡Mar!
Tenías un nombre al que nadie temía:
eras un cuerpo esponjoso de labrar
o cualquier sugestión que apetecía…

Miguel Torga

YA VERÁS

...Ya verás al cóndor en plena altura,
ya verás concluida la escultura,
ya verás, alma, ya verás...

Amado Nervo

LAS GATAS

...¡Ah cruel! ¡Ah tirana! ¡Ah Cintia fiera!
Yo no digo que aprendas de los gatos,
pero aprende siquiera de las gatas.

Agustín de Salazar

EN LA PLAZA DE MI PUEBLO

En la plaza de mi pueblo
dijo el jornalero al amo
"Nuestros hijos nacerán
con el puño levantado"...

Canción popular republicana

sábado, 16 de noviembre de 2013

PARA LAVAR EL CIELO

No existe esponja para lavar el cielo
pero aunque pudieras enjabonarlo
y luego echarle baldes y baldes de mar
y colgarlo al sol para que se seque
siempre faltaría el pájaro en silencio...

Mario Benedetti

SI EL AIRE SE DIJERA

...Desalentado, busco y busco un signo, 
un algo o alguien que me sustituya 
que sea como yo y en la memoria 
fresca de todo aquello, susceptible 
de tenue cuna y cálido susurro, 
perdure con el mismo 
temblor, el mismo hálito 
que tuve la primera 
mañana en que al nacer, la luz me dijo: 
—Vuela. Tú eres el aire.

Si el aire se dijera un día eso...

Rafael Alberti

DE CAMPO

...Mira siempre hacia los campos floridos,
los arroyos de barro que manan de fuentes tan íntimas,
los taciturnos animales pastando dócilmente,
los pájaros que improvisan luminosas orquestas...

Aleqs Garrigóz

SIN HERRADURAS

...Qué día ha sobrevenido! Qué espesa luz de leche,
compacta, digital, me favorece!
He oído relinchar su rojo caballo
desnudo, sin herraduras y radiante.
Atravieso con él sobre las iglesias,
galopo los cuarteles desiertos de soldados
y un ejército impuro me persigue.
Sus ojos de eucaliptos roban sombra,
su cuerpo de campana galopa y golpea...

Pablo Neruda

miércoles, 30 de octubre de 2013

SE ABRE

una flor
no lejos de la noche
mi cuerpo mudo
se abre
a la delicada urgencia del rocío

Alejandra Pizarnik

GRIS LA MIRADA

...Hay palabras que regresan de sus nidos
y nos llevan a la noche, 
a la noche.
Esta tarde tiene gris la mirada,
se está llenando de sombras
y no me deja hacer preguntas.

Edith Checa

AL SILENCIO

...Caminito escondido
Caminito escondido
que te embozas en sombra
y con grama te alfombras,
y al silencio haces nido:

Caminito escondido:
eres humilde y breve,
y tu surco es muy leve...

Josefina Plá

INFANCIA

...Infancia, valle ameno,
de calma y de frescura bendecida
donde es suave el rayo
del sol que abrasa el resto de la vida.
¡Cómo es de santa tu inocencia pura,
cómo tus breves dichas transitorias,
cómo es de dulce en horas de amargura
dirigir al pasado la mirada
y evocar tus memorias!

José Asunción Silva

sábado, 26 de octubre de 2013

SIEMPRE SONABA

...la fuente siempre sonaba.
Y el agua que no corría
volvió para darme agua...

Rafael Alberti

MIRANDO

...Desistimos
de andar mirando las cosas,
descubriendo los registros
concretos...

Victoriano Cremer

EN PAZ

A los espacios entregarme quiero
Donde se vive en paz, y con un manto
De luz, en gozo embriagador henchido...

José Martí

NO SÉ SI...

Parece mar, el cielo
donde me he recostado a soñarte?
Si vieras mi mirada,
como un ave, cazando horizontes y estrellas.
El universo es mío desde que tú te hiciste
techo de mariposas para mi corazón.
Es tan azul el aire cuando mueves tus alas,
que el vuelo nace eterno en repetida ola sin cansancio.
No sé si en ola o nube abrirme la ternura
para rodarme al sueño donde duermes...

Julia de Burgos

POR QUÉ...

...Que el sol te atrae, que la tierra también, que recibes la luz del sol y sin amor, por fuerza la reflejas a la tierra, éstas no son explicaciones; no se nos dice por qué el sol brilla, por qué en torno suyo gira la luna en torno de la tierra, ya que pudo ser otramente; por qué hay una luz interceptable, por qué hay una luz que tiene sombras, por qué ceden a su paso unas cosas y otras no y hay lo opaco y lo traslúcido...

Macedonio Fernandez

AQUEL MUNDO

...Aquel mundo amanecido por la tarde,
con tantos episodios sin historias,
fue silenciosamente abanderado
y seguido por pueblos de ansiedades...

Carlos Pellicer

VAGA MELANCOLÍA

De todo lo velado,
tenue, lejana y misteriosa surge
vaga melancolía
que del ideal al cielo nos conduce.

He mirado reflejos de ese cielo
en la brillante lumbre
con que ahuyenta las sombras, la mirada
de sus ojos azules...

José Asunción Silva

BAJO UN SOL

Mírame
lo que cuesta
nacer
crecer
vivir
bajo un Sol
de noche
muy noche.

Vicente Feliú

SOBRE EL OCÉANO

Sobre el océano volaba
una chispa de carbón.
Era una chispa pequeña,
un pajarito veloz...

Silvio Rodríguez

CAMOATÍ DE MELODÍAS

Pequeña mía, camoatí de melodías no inventadas, cueva de flautas pastoras del oro
Quiero hablarte a veces
sin decirte nada. Pasear
de tu nombre por la atmósfera, volar de tu mano por la música, acampar en una mariposa y clavarme una manzana para tener un corazón.
Tal vez en las alas del tiempo, tal vez con las prestadas sandalias del destino, tal vez porque sí, porque dios, porque caminos; yo no sé por qué pero nos encontramos...

Jorge Lemoine y Bosshardt

jueves, 24 de octubre de 2013

LA MIRADA

...Te llaman:
todo lo que es humilde bajo el cielo;
la inocencia de un pedazo de pan;
el puñado de sal que se derrama
sobre el mantel de un pobre;
la mirada sumisa de un caballo,
y un perro abandonado.
Y una carta...

Herib Campos Cervera

COMO LA ABEJA

...Las sombras del camino que se aleja,
la iglesia y el zarzal, las telarañas
y este pensar en ínsulas extrañas
tan sólo para libar, como la abeja...

Andres Trapiello

EL FUEGO

El fuego
acuclillado
apaga la tristeza del leño
cantándole
su ardiente canción.

Y el leño
lo escucha
consumiéndose
hasta olvidar
que fue árbol.

Humberto Ak´bal